Para muchas personas, sus mascotas son parte de la familia, por ello muchas parejas desean que éstas también estén presentes el día de su boda.

En este post os damos algunos consejos para que vuestros pequeños sean testigos de vuestro “sí quiero”:

  1. Para empezar, lo primero que debéis hacer es ser sinceros con vosotros mismos y valorar si vuestra mascota tiene un comportamiento adecuado para asistir el día de la boda: ¿es nerviosa? ¿le gusta robar comida? ¿suele ladrar mucho? ¿tiene comportamientos agresivos? ¿es sociable? ¿se asusta con los alborotos?
    Piensa que muchas veces las bodas, así como otros eventos, provocan grandes niveles de energía en quienes participan en ellas, igual que ruido y revuelo. Esto puede no ser perceptible para las personas, pero para algunos animales es insoportable. Así que es imprescindible considerar previamente si, aún bajo estas circunstancias, vuestra mascota está preparada para asistir al gran día.
  2. Una vez hayáis decidido si puede asistir o no, deberéis tener en cuenta que los animales tienen algunas restricciones en según qué sitios. Por ejemplo, deberéis tener presente que si os casáis por la Iglesia deberéis preguntar antes al párroco si os da permiso para que vuestra mascota entre al edificio. Y algo parecido pasa con el convite, ya que si lo celebráis en un restaurante, es poco probable que os permitan la entrada de vuestra mascota a no ser que el banquete se desarrolle en el exterior (jardín, terraza…).
  3. Es importante también no olvidar que vuestra mascota no deja de ser un animal y que como tal necesita tener a mano agua y comida para saciarse durante el evento, así como algún juguete que le permita distraerse.
    Asimismo, sería conveniente tener prevista la manera de llevar de nuevo a casa al pequeño, por si surgiera algún inconveniente. Por supuesto, nunca debéis dejarlo en el coche o encerrado en algún sitio parecido. 
  4. Un asunto muy importante es tener presente que muchos animales tienen pánico a los estruendos. No hablo de los propios generados por los gritos y las risas de los invitados, o la música. Sino que debéis considerar no incluir pirotecnia el día de vuestro enlace, para evitar situaciones de estrés y ansiedad a vuestra mascota.
  5. Finalmente, podéis contar con vuestras mascotas el día de vuestra boda como invitadas o bien desempeñando algún papel especial:
  • Acompañar a la novia al altar: es importante que previamente hayáis ensayado el paseo y que el día del evento contéis con alguien que le acompañe para guiarle. ¿Quién mejor para hacerlo?
  • Llevar las alianzas: igual que en el papel anterior, para desempeñar este cargo, deberéis haber ensayado con vuestra mascota con anterioridad. ¡Será un momento inolvidable!
  • Apareciendo en el álbum de boda: podéis incluirlas en las fotografías que os hagáis durante la ceremonia y el banquete. Asimismo, si finalmente no podáis contar con vuestra mascota en el gran día, una buena opción es que aparezca en las fotografías preboda que os hayáis tomado para el álbum nupcial.
  • Dar la bienvenida a los invitados: una idea original y divertida es colgar un pequeño cartel con alguna frase como “bienvenidos a nuestra boda”, en el cuello de tu mascota. ¡Tus invitados se derretirán nada más llegar!

Os dejamos con un recopilatorio de imágenes de mascotas acompañando a sus papis el día de su boda para que os inspiréis. ¡A nosotras se nos cae la baba!

¡Hasta el próximo post!

 

Pinterest

Pinterest